domingo, 7 de junio de 2015

Centro...

En principio respiraba
sus ojos no se atrevían a mirar
prudentes ante el vacío...
El olor a silencio le calmaba
el ruido del aire mecía el pensamiento
la lluvia era intensa
mojaba sus ganas...
Caminaba entre ondas empapadas
la sensación a libertad sacaba lágrimas
confundiendo la materia...
Cada paso restaba peso
la velocidad se alteraba
se hacían ligeros sus latidos
Agitándose...
Su rostro se relajaba en el no tiempo
invadiendo espacios inexistentes
Sonreía a su ombligo
reconciliándose...
El instante invadió el centro
quedaba la mitad...


Mónika Cazorla