miércoles, 31 de diciembre de 2014

Un comienzo en espiral...vueltas.

Y se espera sentada al lado de ella misma
Mirándose de lejos...
Dispuesta a no planchar en siglos su traje de lino
Aunque el tiempo y sus caderas insistan...
Se apoya en todos los faros que encuentra
Y en los que se inventa también
Calmando su ira la luz de arriba
Que mece...se deja
La brisa escuece las pupilas
El azul la salva...
Sus manos aprietan la sal...suspira
El paisaje cambia...la luz gira...vueltas.


 Mónika Cazorla