domingo, 12 de febrero de 2017

Adolescencia

Abrió los ojos
de forma diferente 
caminó sin prisas... 
Sus juegos de encajar
eran aburridos
miraba al vacío...
Sus intereses eran restringidos 
volaban aviones 
el aire era alto...
El tiempo trajo lo Azul 
mamá le abrigó fuerte
silencios... 
Sus logros calaban 
los pasos se hacían firmes 
crece...
Los segundos suman 
respira adolescencia 
mientras siguen acariciando su frente... 


Mónika Cazorla

domingo, 5 de febrero de 2017

Estoy aquí

Estoy aquí 
aunque mis ojos no resistan tu mirada
y la mía necesite coger aire
y me vaya mil segundos hacia dentro... 
Estoy aquí
aunque el ruido no permita relajarme 
y las risas molesten el tímpano
y la hipersensibilidad me pierda... 
Estoy aquí 
permitiendo a mi esfuerzo alguna tregua 
y sacando de paseo mis sentidos
quedándome quieto... 
Estoy aquí
aún no entendiendo tus disfraces 
y sin ser capaz de responderte
porque mi autenticidad se abruma...
Una vez más 
Estoy aquí
sin comprender ironías permitidas
leyendo primeras lecturas todo el tiempo
sin velos... 
Estoy aquí
aunque grite por olores insolentes
y me sienta vulnerable ante la mesa 
desquiciando la paciencia que no tengo
agotando mi ombligo...
Estoy aquí 
aprendiendo habilidades y mentiras
haciendo soportable la no lógica 
y apretando en tu muñeca la pulsera
porque a veces no puedo... Aunque siga 
Estoy aquí...
sin necesidad de tener que mirarte... Para verte
sin necesidad de mirarte... Para que me veas.



Mónika Cazorla

sábado, 27 de agosto de 2016

Precisa...

Y esta vez era precisa 
se escuchaba el aire desconcertado
el banco tenía resquicios de óxido 
las rodillas pesaban...
Esta vez era sólida 
su voz se hacía firme 
dejando entrar la luz
creando espacio... 
Esta vez no olía a sombras 
estallaban nudos de antaño 
las uñas salían
reconciliándose... 
Esta vez rompía los segundos 
y sonaban pestillos 
cargados de polvo
afixiando el vacío...
Esta vez pesaba la tristeza
saliendo por las ventanas 
dejando mojado el aliento 
y la brisa
Esta vez precisa lo concreto
que el amor adquiera forma
y que enseñe el camino
con líneas... Sin linternas
Esta vez las manos miden 
y los actos cuentan
exigiendo risas
sin facturas...
Esta vez es ligera
y la arena suma
y las olas, las pupilas...
Esta vez es precisa
y su tiempo.



Mónika Cazorla



miércoles, 27 de julio de 2016

Ballet

Demasiado altos...
sacudió el polvo de la caja
las dejó caer...
Sonó la hora en esa alarma
y eran años...
la velocidad le aturdía...
Sus medias no pesaban 
y en el espejo el brillo del reloj
miraba de reojo los círculos abiertos
seguía soltando... 
Demasiado altos... Repetía en voz alta
las bolsas se acumulaban
y la fortaleza también...
Se ató las zapatillas... Le daba el sol
y preparada para el baile
escuchó la música
...No eran tiempos de tacones.



Mónika Cazorla



Y baila la de doce... Y la de ahora... Y es lo mismo...

viernes, 15 de julio de 2016

Rosas...

El olor a café 
invitó al momento 
las manos se mojaban
se cayeron las sombras...

Encima de la mesa 
recuerdos y pétalos
los ojos relajaban 
la ausencia del tiempo...

Las palabras sacaban sonrisas
y las coincidencias secretos
la música ya permitida
mostraba gratitud...

La cobardía se sintió afectada 
la dejaron huir... 
los espacios se quedaron vacíos 
sólo los espacios...

La coherencia invade las mejillas
los hombros se extienden 
la protección le quita el reloj
sus pensamientos la mecen... 

La amistad se puso cómoda 
los silencios cedieron 
miraron el presente
y en el camino... Olor a rosas. 


Mónika Cazorla

sábado, 9 de abril de 2016

Lluevo...

Las gotas bajaban por el brazo
mojaban el tiempo 
el reloj se oxidaba
apagando los recuerdos que quedaban...
El pecho empapaba la blusa
y ella los sentidos
el olor a humedad
Cerraba espacios...
La cintura se congela
sosteniendo la fuerza en sus reservas
las rodillas pierden la forma 
soportando el vacío...
Los pies se deslizan en el charco
el agua fría los despierta
las palabras en singular
estallan el tímpano... 
La barriga recupera su voz
La tormenta empuja el aire... Que sale huyendo
la garganta se inunda
Lluevo...


Mónika Cazorla

martes, 29 de marzo de 2016

Cuerpo estirado

Atendía pretensiones ajenas 
se estiró bien
sus pies danzaban de puntillas
rozando la exigencia
seguía estirando...
Se balanceó en el aire
formando gotas elegantes
sus piernas se endurecían
y su mente a veces también...
Estiraba fuerte...
El tiempo se contaba con metros
y los planes dirigían la existencia
la memoria salía huyendo
buscando espacios...
La entrega ganaba a su esencia
y en esa lucha absurda 
los pasos perdían su forma
se escuchaba ruido... 
El frío se despedía 
por miedo a acomodarse 
sus pies suplicaban escucha
el dolor ganaba peso
seguía subiendo...
Sus hombros recordaban alturas
pidiendo treguas repentinas 
su cintura rompía la línea
el esfuerzo lloraba...
Se estiró perdiendo el equilibrio
sus pies cambiaron de ángulo
Los talones recuperaron su forma
La barriga dio las gracias
Liberando tacones desgastados...
Eligió calzado 
Y se paró... A mirarse.



Mónika Cazorla